Hay dos tipos de dispositivos en la electrónica de consumo: los que consiguen que otros fabricantes se lancen a producir equipos similares y aquellos que necesitan varios años para lograr convencer a los usuarios de poseer una tecnología por la que merece la pena apostar. La feria de electrónica de consumo CES (Consumer Electronic Show) celebrada esta semana en Las Vegas (Nevada, EE.UU.), que sirve como estandarte de las tendencias del nuevo año, recoge las apuestas de 2.700 expositores que plantean productos de ambos tipos.

 

En el primer grupo se encuentran las tabletas, una gama inaugurada por Apple en abril del año pasado y que ha logrado convertirse en un imprescindible en el catálogo de las ofertas de las empresas asistentes. Se han mostrado medio centenar de tabletas, augurando que 2011 será su año de confirmación. Las ventas de estos dispositivos aumentaron un 26% en el tercer trimestre del año pasado, según la consultora Strategy Analytics, y eso que no había mucha más oferta que el iPad de Apple, ausente en el CES pero presente en boca de todos.

El segundo grupo, el que avanza tecnológicamente pero no logra convencer de forma masiva, está presidido por todo tipo de equipos con 3D incorporado. La tecnología estereoscópica, fiebre Avatar incluida, fue el centro de atención en el CES del año pasado, sin que ello se haya materializado en un volumen de ventas acorde a las expectativas. Sony, Panasonic, Samsung, Toshiba o LG son sólo algunos de los fabricantes que ya mostraron sus modelos de televisores 3D el año pasado, y en esta ocasión repiten con la misma idea. La novedad llega con la promesa de pantallas que no necesitan gafas, aunque sólo Toshiba ha presentado en firme modelos de gran formato (a partir de 40 pulgadas) que eliminan este accesorio.

La consultora Gartner augura que las tabletas se comerán un 10% del mercado de ordenadores hasta 2014. “Es seguro que el iPad es el rey de las tabletas, pero ¿cuál es el segundo? Ese es nuestro objetivo”, ha afirmado durante el CES el presidente adjunto de Sony, Kunimasa Suzuki. Es una de las pocas grandes empresas que no ha presentado su propia tableta pese a que aspira a colocarse en ese segundo puesto en 2012.

Competidores que superan en prestaciones al dispositivo de Apple, como Samsung y su tableta Galaxy Tab ya a la venta, Blackberry Playbook o una de las mayores sorpresas de esta feria, Motorola Xoom, amenazan esa aspiración. Los rumores apuntan a que la propia Apple podría lanzar este año una segunda versión de su iPad, algo que la compañía no ha confirmado.

A excepción de Blackberry, que apuesta por un sistema operativo propio y algunos modelos equipados con Windows 7 (como las de Lenovo o Asus), la mayoría de las tabletas han encontrado un aliado en Android, de Google. Buena parte de las que verán la luz este año incorporarán la versión orientada a tabletas de este sistema, que convivirá con Chrome OS, también de Google.

A medio camino entre tableta y portátil, han destacado los híbridos de Lenovo con IdeaPad y Dell con Inspiron Duo, dos portátiles cuyas pantallas se desmontan para convertirse en tableta. En cuanto a móviles inteligentes, el CES no ha dejado novedades rompedoras. Android es también el sistema preferido por los smart-phones, que siguen mejorando en características, capacidad de proceso y autonomía.

En una feria de 140.000 metros cuadrados de extensión también hay espacio para las excentricidades. Entre ellas, ha podido verse una pantalla 3D de Mitsubishi de 92 pulgadas o unas gafas de Polaroid con dos pantallas LCD de 1.5 pulgadas que fueron presentadas por Lady Gaga.

 

Autor:   Blanca Salvatierra

 

(FUENTE: ZarBlackberry)